Noticias Citroën

Alting 2000, Servicio Oficial Citroën en Palma de Mallorca (Baleares)

EL 5 DE FEBRERO DE 1878 NACIÓ ANDRÉ CITROËN, FUNDADOR DE LA MARCA QUE LLEVA SU NOMBRE

EL 5 DE FEBRERO DE 1878 NACIÓ ANDRÉ CITROËN, FUNDADOR DE LA MARCA QUE LLEVA SU NOMBRE
Martes, 8 de febrero de 2022

La noche del 4 al 5 de febrero de 1878 nació en París André-Gustave Citroën, el fundador de la marca que todavía hoy lleva su apellido y que le debe la impronta de genialidad y de innovación que desde siempre la distingue.

André-Gustave Citroën, el menor de 5 hijos, vio la luz en una familia cosmopolita, dedicada a los negocios.

Los orígenes del apellido tienen una larga historia. Su padre, Levie Citroën era un comerciante de piedras preciosas, hijo de Barend, un orfebre artesano, hijo a su vez de un vendedor de fruta holandés de nombre Roelof, nacido sin apellido. En 1811, Napoleón I ordenó la realización de un censo que obligaba a que todos aquellos que no tuvieran apellido recibieran uno y fue entonces cuando Roelof, en referencia a su profesión, fue llamado Limoenmann (literalmente “el hombre de los limones”).

Cuando uno de sus hijos, Barend, convertido en orfebre artesano, se casó con la bella Netje Rooseboom, debió de cambiar de apellido puesto que el padre de la chica, mayorista de relojes, se consideraba de un nivel superior al de un simple artesano y solo consintió el matrimonio con la condición de que Barend modificará adecuadamente su apellido. Fue entonces cuando Barend Limoenmann se convirtió en Barend Citroen, nombre que en holandés se escribe sin diéresis y significa “limón”. Uno de sus 12 hijos, Levie, para poder continuar el comercio de piedras y metales preciosos del padre, se trasladó a Varsovia donde se casó con Masza Amalia Kleimann. La nueva familia decidió muy pronto abandonar Polonia (entonces bajo dominación rusa) y después de valorar la posibilidad de emigrar a América, acabó optando por la más cercana Francia donde en 1870, establecieron, en París, tanto su residencia como la sede de la actividad del comercio de piedras preciosas. Fue allí, en la Ciudad de la Luz, dónde Barend decidió dar una connotación francesa a su propio apellido y añadió una diéresis encima de la E para dar de este modo origen a la familia Citroën.

Contacto

El objetivo de tratar sus datos personales, es poder ofrecerle el servicio y/o producto solicitado. Sin embargo, puede aceptar las finalidades que necesite marcando la casilla correspondiente y clicando en el botón ENVIAR.

Enviando

(*) Campos obligatorios

Últimas noticias